Páginas vistas en total

martes, 20 de abril de 2010

PEQUEÑOS DETALLES SE TRADUCEN EN GRANDES VENTAS



PARA EL MES DE JULIO CONTAREMOS CON SU GRATA VISITA QUIEN ESTARA EN LA CIUDAD DE QUITO IMPARTIENDO UNOS SEMINARIOS TALLER DE TECNICAS SOBRE CORRETAJE INMOBILIARIO
para contactarlo: icastillob65@gmail.com


En una situación como la actual en el mercado las viviendas van a salir a la venta y tendrán que competir con otras muchas, los pequeños detalles se convierten en estrategia para obtener la palabra: VENDIDO.

Tres razones por las que una casa no se vende:

* Marketing.

* Apariencia y condiciones en que se encuentra la vivienda.

* Precio.

Evidentemente, el precio constituye por lo tanto la razón fundamental por la que una casa no se vende, pero que sucede cuando el cliente tiene que elegir entre varias viviendas y todas ellas tienen un precio razonable de mercado. Aparece la emoción que nos conduce a la acción a la elección de una vivienda frente a otras: NO VENDEMOS CASAS, VENDEMOS ALGO MÁS EMOCIONAL.

Me gustaría hablar de la apariencia y condiciones en la que se encuentra la vivienda como elemento clave para la venta de un inmueble, descubrir el potencial de los sentidos.

Se empieza a permitir que los jabones, las pinturas o los alimentos horneados huelan exactamente a lo que son. De repente, se ve bien que un mercado de pescado huela a….mercado de pescado. No se trata de magia, es marketing. Algunas técnicas son cruciales para cerrar una venta y muchos de nuestros Agentes las están aplicando ya con excelentes resultados en nuestro curso de búsqueda de clientes compradores que realizamos por toda España explicamos como con solo mil quinientos euros de presupuesto, buen gusto y algunas horas podemos cambiar el aspecto de una vivienda.

Pero incluso si no disponemos de este presupuesto existen formas de potenciar la apariencia de la casa, la música también marca la diferencia. Los sonidos tranquilos aumentan la presencia del inmueble, la iluminación es clave, “hay que relajar a los potenciales compradores”. Destacar los aspectos positivos para que el interesado se imagine que está en su futura vivienda.

RECUPERAR EL OLOR

La marca Starbucks define su producto no como una taza de café, sino como experiencia maravillosa, una pausa, una oportunidad para relacionarse y entrar en contacto con la comunidad. No venden café, y lo saben. Venden algo mucho más emocional.Usted debe realzar las características que generan sentimientos positivos y reducir al mínimo las distracciones que crean sentimientos negativos. Utilice los 5 sentidos humanos de visión, audición, gusto, tacto y olfato como marco para la preparación de su casa; son vías a las emociones humanas.

Asegúrese que su casa esté brillante, con mucha luz y visualmente atractiva. Elimine el desorden y mobiliario excesivo, preste atención a sonidos que puedan causar distracción y elimínelos. Recurra al gusto mostrando una cocina pulcra, recurra al tacto teniendo las superficies limpias y cajones y puertas que abren bien. El olfato es la manera más eficaz para crear emociones, ambas buenas y malas. Por lo tanto, preste especial atención a olores originados de cocinar, fumar y por mascotas. Finalmente, una de las mejores maneras de analizar el estado de su casa es a través de la opinión de una tercera persona objetiva que le ofrezca un feedback sincero.

Hay alrededor de 3OO aromas para personalizar un hogar. Es tan importante que tenemos sólo cuatro genes para la visión pero más de mil encargados del olor. Después de un año retenemos el 65% de lo que hemos olido.

Según un estudio de la Universidad de Washington, el olor a vainilla hace que las mujeres se animen a comprar. Mientras que la rosa marroquí es más eficaz para los establecimientos de hombres. Los latinos prefieren el olor a vainilla, los japoneses prefieren el olor a manzana para comprar.

Hay una gran historia sobre el poder del olor. Hacía tres meses que una señora trataba de vender su casa, sin resultados. Cambió de Agencia y el nuevo vendedor le recomendó que horneara galletas justo antes de las visitas. El resultado fue rápido. Los primeros que acudieron compraron la casa.

El aroma cálido y acogedor de las galletas en el horno hizo de de la vivienda un hogar.

Me gustaría finalizar con un antiguo poema japonés dice algo que debería conmovernos a todos los que nos dedicamos a la docencia desde hace años.

¿Me preguntáis cuál es la suprema felicidad aquí abajo?
Escuchar la canción de una niña que se aleja
después de haberos preguntado el camino.

Me asalta una duda: ¿habría sabido indicárselo?, Ésta es mi respuesta.


NOTA: ESTE ARTICULO ES DE PROPIEDAD DEL LIC IGNACIO CASTILLO SU FUENTE FUE TOMADA DE UN COMENTARIO REALIZADO POR EL EN FACEBOOK

No hay comentarios: