Páginas vistas en total

domingo, 27 de septiembre de 2009

LAS EMOCIONES Y ACTITUDES EN EL OFICIO INMOBILIARIO.




Comenzáramos con un caso didáctico: el asesor RAMÓN GONZALEZ decide ingresar a una nueva actividad, lo primero que hace es realizarse una evaluación personal, y se define como una persona práctica, emprendedora, con facilidad de expresión, y con bastante empatía a establecer relaciones interpersonales, así sin dudarlo ingresa al oficio del corretaje inmobiliario, pasó siguiente presenta su currículo y es aceptado en una compañía de bienes raíces.

En la primera semana comienza su entrenamiento y empieza a relacionarse con la actividad, encuentra también que sólo ganará SÍ VENDE!!! y que va a necesitar de mucha paciencia, ya que las cosas están muy competidas, los días pasan y comienzan los primeras pruebas de resistencia, muchas visitas sin compromiso al final de las presentaciones, corredores que se hacen pasar por clientes haciendo un trabajo desleal, con el fin de hurtar inventario ajeno, eso sucede mucho en países latinos en donde se aplica poco la exclusividad, a los pocos días el desespero por vender comienza a aparecer y con ello las dudas de que sí vamos a poder, un par de meses y no haber cerrado ningún negocio hacen mella en nosotros, una familia que nos exige resultado y para variar un jefe o Bróker o como quieran decirle que poco ayuda, harán que finalmente pensemos en cambiar de actividad, esto es una realidad más común de lo que pensamos

A estas alturas encontramos a dos tipos de corredores que yo identificaría como los que tienen la per sección que esto no va a funcionar y los otros que saben que tiene que atravesar muchos obstáculos antes de adaptarse a esta nueva actividad.

Pero que es lo que quiere un asesor inmobiliario?
La respuesta es mucha motivación y orientación de parte de su jefe o auto motivación sí trabajamos independientes suena fácil y no lo es.

Comenzaremos sugiriéndole que manejen estos tres pasos:

• hay que reconocer que vamos a tener muchos altibajos.
• hay que ser consientes que vamos a tener una actitud negativa ante un obstáculo.
• y que debemos adoptar y desarrollar un proceso que combata esa negatividad.

Pregúntese!!! muchos corredores logran tener éxito y consiguen demostraciones de casas con buenos resultados, y usted puede hacer lo mismo, sólo es necesario que aprenda, practiqué y perfeccione habilidades.

El éxito de todo es aprender a controlar su actitud exterior, hay que convertirse en una persona segura de sí mismo y decidida aquí no tiene cabida las personas que esperan que las cosas pasen por sí sólo.

Yo le quiero dar unos consejos a aquellas personas que acaban de entrar en el negocio inmobiliario y aquellos que todavía no se han adaptado.

• El negocio de la intermediación inmobiliaria es de mucha paciencia los resultados en la mayoría de los casos no son inmediatos
• Debemos tener un respaldo económico que nos permita sobrevivir mientras esperamos los primeros resultados positivos.
• Únase y aprenda de los mejores corredores no se junte con persona con actitudes negativas ni perdedoras.
• Exíjale mucho a su jefe es responsabilidad directa del sus progresos, haga un pacto de compromiso en donde semanalmente se evalué su trabajo y se tomen medidas de cómo ir mejorando.

Recuerde y tenga en cuenta que es fácil controlar una actitud positiva si se da cuenta que esa habilidad puede aprenderse, piense que tiene que volverse una persona segura y decidida a conseguir su anhelada independencia financiera, y le tengo buenas noticias el negocio de bienes raíces se lo proporciona.

En resumen todo tenemos altibajos cuando nos esforzarnos por hacer algo nuevo, todo cambio es difícil.

Este último párrafo se lo escribo a mis lectores en Ecuador, hace tres años cuando me decidí a entrar en esta actividad, descubrí que en este oficio estaba todo por hacer, encontré un mar de obstáculos debido a la informalidad, aquí en Ecuador cualquiera es corredor yo coloquialmente le digo a Guayaquil “la jungla inmobiliaria”, tenía muchas cosas por las que no continuar, pero siempre he pensado que detrás de un problema también hay una solución, por esto yo animo a mis colegas que nos demos cuenta que hay miles de oportunidades, necesitamos unirnos los que realmente amamos esta actividad, que brinda sus momentos de tristezas pero también muchos momentos de felicidad y gloria.

Este es mi aporte de esta semana espere la próxima el leasing inmobiliario una alternativa para los momentos de crisis.

No hay comentarios: