QUE DEBE HACER UN ASESOR DE BIENES RAICES POR SUS CLIENTES?




Para un agente de finca raíz la comisión es una retribución por su trabajo y no su propósito. Y su trabajo se centra en asesorar a sus clientes y propender porque ellos tomen una decisión ajustada a sus necesidades y posibilidades.

Un profesional íntegro vigila por los intereses de sus clientes y no por los propios y por eso, está en constante capacitación y actualización con el ánimo de brindar un excelente servicio en contexto con los sucesos del mercado.

Además, solo así puede estar preparado para brindar asesoría confiable y eficaz en materia de créditos, inversión, análisis sobre fluctuaciones del mercado, gerencia de proyectos y la promoción ofertas inmobiliarias.

Un verdadero agente deber tener la idoneidad y el bagaje ¿cierto- para:

  • Ayudar a determinar la capacidad real de compra y financiación de un cliente.
  • Sugerir maneras para acreditar el pago de la cuota inicial y explicar los métodos alternativos de financiamiento.
  • Brindar información financiera y personalizada para el momento de aplicar a un crédito.
  • Sugerir y argumentar cambios creativos que pueden mejorar la utilidad, el valor de un bien y la reducción de costos a partir de la ganancia de comodidad y valores agregados.
  • Ser sensible a la importancia que el cliente le da a la inversión que está por realizar, además debe facilitar una negociación en la cual tanto el vendedor como el comprador ganen y queden satisfechos.
  • Entender las necesidades inmobiliarias de sus clientes con anterioridad y tener siempre a mano una base datos estructurada que permita localizar rápidamente el espacio requerido, entre múltiples opciones y sin desplazamientos innecesarios.
  • Visitar con su cliente ¿en concordancia con lo expuesto anteriormente- solo aquellos bienes que mejor satisfagan sus necesidades en presupuesto, tamaño, estilo, características, localización, accesibilidad a colegios, transporte, centros comerciales y otras preferencias personales.
  • Entender claramente que el tiempo y recursos de sus clientes son limitados y que por ello son un depósito infinito de confianza que no puede defraudar.
  • Explicar y diagnosticar las circunstancias que puedan afectar su decisión de compra y la integridad de la inversión. Esto incluye el análisis de los valores de finca raíz, los impuestos, los servicios públicos y posibles afectaciones positivas o negativas que puedan generarse por movimientos del mercado o por acciones del estado en materia de infraestructura, legislación, normatividad urbanística y adelantamiento de obras.

Un excelente profesional debe?

  • Efectuar el proceso de venta de la propiedad desde el principio hasta el final.
  • Proveer información comparable acerca de los precios en los cuales otras propiedades han sido vendidas y analizar los datos para efectuar una comparación real.
  • Suministrar información referente a costumbres y regulaciones locales que deban considerarse.
  • Calificar a los compradores potenciales para asegurar que tienen la capacidad financiera de adquirir la propiedad.
  • Negociar el respectivo contrato.
  • Alertar a su cliente sobre riesgos potenciales.
  • Comprometerse con las claúsulas requeridas por la Ley.
  • Proveer un estimado de los costos de negociación en los que incurrirá.
  • Ayudar a preparar un cierre exitoso de la transacción.

Un verdadero agente de finca raíz brinda asesoría personalizada y de calidad a su cliente en todo momento, hasta el punto de llegar a convertirse en su ¿gerente¿ titular de negocios inmobiliarios durante toda la vida. Eso es pensar en el cliente y a largo plazo. No solo en un negocio y una efímera comisión.

Comentarios

Entradas populares