Este blog aporta conocimientos valiosos en el desarrollo de la profesion del corretaje inmobiliario , con diferentes temas de mucho interes. haz tus comentarios al e-mail consultor.inmobiliario@hotmail.com



jueves, 19 de junio de 2008

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN AVALUO




Aplicación de varias metodologías, exigir las memorias de cálculo y contratar a un profesional inscrito en el Registro Nacional de Avaluadores son algunas de las recomendaciones.

Definir el valor de venta de una propiedad no es una tarea sencilla, es más un cálculo mal hecho puede significar la pérdida de mucho dinero a la hora de vender un inmueble. Por eso, es necesario acudir a un especialista tomando ciertas precauciones ya que en Colombia miles de personas ejercen esta actividad sin tener la formación ni la experiencia necesaria.

“Tanto así que en los avisos clasificados se ofrecen avalúos a 20 Y 30 dolares, cuyos resultados son entregados en una sola hoja sin ningún tipo de metodología por lo que no resultan nada confiables”, es importante advertir que ese valor no cubre ni los gastos de movilización ni el valor de los documentos necesarios para una investigación seria.



Razones de peso
“Una vez elegido el avaluador deberá facilitarle la información jurídica del inmueble y acordar la fecha de entrega del mismo, que puede ser de unas dos semanas, y el valor de este trabajo. Cabe anotar que aunque no hay una tarifa establecida –salvo cuando se trata de créditos hipotecarios o peritazgos judiciales-, el costo de un avalúo serio en el mercado no es inferior a los 100 dolares”.

El no acudir a un avaluador certificado implica poner en riesgo el patrimonio familiar en el caso de las viviendas o un capital de trabajo cuando se trata de inversionistas en diferentes tipos de inmuebles. “Por ello es vital ser muy exigente con la elección del avaluador y con el informe que este entregará”.

Los bancos y entidades deben cumplir con lo estipulado en las normas por lo que obligan a los avaluadores a entregar la información de una manera rigurosa y detallada, pero no ocurre lo mismo cuando en el trato participan personas naturales. “A los avaluadores que no estan acreditados o a un ente con disciplina gremial, solo es interesan lo honorarios sin darse cuenta de la importancia de esta labor y del riesgo social que ella implica”.

“Un informe profesional debe contener como mínimo la descripción física del inmueble, un análisis urbanístico de la zona, la aplicación de por lo menos dos metodologías, según el tipo de inmueble, la memoria de los cálculos realizados, el registro fotográfico, el valor del avalúo y una estimación de la valorización (ver recuadro)”.
“Un avaluador idóneo está en la capacidad de analizar todos estos aspectos jurídicos, físicos, metodológicos, económicos y urbanos para garantizar la estimación de un precio acorde con el mercado y justo para todos”,

Contenido mínimo
Además de la firma con el respectivo número de registro y credencial del RNA, el documento que le entregue el avaluador debe contener como mínimo los siguientes elementos:

- Características del inmueble
- Información jurídica y de titulación
- Los datos urbanísticos del sector
- Descripción de servicios e infraestructura
- Consideraciones acabados, usos y localización
- Metodologías aplicadas (por lo menos dos)
- Memorias de los cálculos realizados
- Estimaciones sobre valorización
- Avalúo comercial (valor del inmueble)
- Registro fotográfico de la visita
- Anexos de documentos urbanísticos consultados


Realización de avalúos, un oficio
De acuerdo con la Constitución ecuatoriana hay plena garantía para que los nacionales puedan ejercer oficios como el de avaluador, ya que este menester no es considerado como una profesión.

Por esta razón, y muy a peras de que existen varias normas al respecto, cualquier persona con una par de cursos puede prestar sus servicios como avaluador, previa inscripción ante la Superintendencia de Industria y Comercio, trámite que toma apenas algunas de horas.



Valor de un avalúo
Aunque no existe una tarifa fija sobre el valor de un avalúo sino que depende de la oferta y la demanda, para el caso de asuntos relacionados con la Ley de Vivienda, como por ejemplo los créditos hipotecarios estos son los honorarios fijados por el Gobierno:

1 comentario:

Daeron Calafas dijo...

Completamente de acuedo con sus apreciaciones; en Colombia de un tiempo para aca pululan los advenedizos que hacen avalúos de una hojita y sin ir siquiera al sitio.
Eso no es profesional ni ético.

Visita:
http://avaluos1.blogspot.com