Páginas vistas en total

jueves, 19 de junio de 2008

EL PORQUE TRABAJAR CON LAS INMOBILIARIAS













Arrendar, vender o comprar es mucho más fácil con la asesoría de estas compañías, cuyos servicios son sinónimo de garantía.

Y es que ahora los frentes de acción son más complejos. Hay nuevas leyes, normas y decretos reglamentarios que surgen de la dinámica de un mercado en evolución; los arriendos, por ejemplo, están enmarcados en una nueva normatividad, mientras que las ventas ¿a pesar de los contratos de rutina y de los tradicionales trámites de rigor¿ tienen detalles que deben evaluarse minuciosamente.

Avalúos, administración y otros temas
Si a esto le agregamos la importancia creciente de los avalúos, la especialización en administración de variedad de usos, entre ellos comercio, centros empresariales e incluso, el auge de la propiedad horizontal, también con reciente ley, pues no hay duda de que existen razones de peso para acudir a la atención inmobiliaria y ¿claro¿ a algunas reglas para elegir los mejores, de acuerdo con las necesidades.

Vender o arrendar
Con la premisa de que uno de los objetivos es conseguir un cliente y asegurar los pagos que surgen del negocio, los propietarios que optan por una agencia inmobiliaria tendrán la ventaja de reducir el tiempo para vender o alquilar el bien y, de paso, disminuirán el riesgo, ya que estas empresas se encargan de mostrar la propiedad, hacer los arreglos del caso y garantizar a los dueños los respectivos pagos.

Más que un gasto, una inversión
Obviamente, se debe tener en cuenta que estos servicios, en el caso de los alquileres, tienen un costo tanto para el dueño como para el inquilino representado en el seguro de arrendamiento y en la administración inmobiliaria, cuyo valor oscila ¿aproximadamente¿ entre el 6 y el 10 por ciento mensual sobre el canon de arriendo.

Para las propiedades en venta, por conseguir el cliente y asesorar los trámites, estas empresas acostumbran cobrar una comisión que va desde el 3 hasta el 6 por ciento de la transacción, según el tipo y la ubicación del predio, entre otras variables.

Variedad de beneficios
Pero el costo deja de ser oneroso, si se evalúan los valores agregados de acudir a estas compañías, cuyos profesionales también se encargan de determinar el precio justo, asesorar la celebración de los contratos, promover, representar al propietario ante terceros y supervisar las reparaciones locativas, entre otros beneficios.

De ahí que se haga más necesaria la participación profesionales inmobiliarios que se dedican, con lujo de detalles, a una adecuada administración de bienes raíces.

Respaldo profesional
De hecho, aquellos que cuentan con el aval de las Lonjas legalmente constituidas, pueden garantizar, en el caso de las ventas y la administración de propiedades, un manejo empresarial a los negocios que ayudan a obtener el mejor rendimiento económico para sus cllientes acias a cinco premisas que se deben cumplir al pie de la letra: conocimiento, formación, organización, experiencia y ¿ahora, más que nunca- adaptación tecnológica.

Sólo atención
Además de la asesoría en venta y arriendo de propiedades, las inmobiliarias también se constituyen en una excelente opción para:

* Realizar avalúos.
* Administrar propiedades sometidas a régimen de propiedad horizontal.
* Promoción y gerencia de proyectos inmobiliarios.
* Consultoría para inversiones inmobiliarias.
* Tensión de obligaciones relacionadas con impuestos y servicios.
* Representación en trámites y asuntos legales.

No hay comentarios: